No me falles
-

Introducción

Una historia real e inquietante sobre los hechos acontecidos hace dos años. La cruda realidad hecha pedazos. Con tus comentarios y tus ideas puedes cambiar el curso de la historia. Todo lo que aquí se cuente y ocurra es cierto, tan solo depende de tí , de hasta dónde estés dispuesto a investigar, para saber lo que ocurrió realmente.

--> En la barra roja de arriba podréis seleccionar los capítulos.

--> Dejad vuestra firma en "El libro de visitas" de la derecha, o mandad un mail con vuestras preguntas e ideas, a jsantosagencia@gmail.com


La peor de todas tus pesadillas comienza cuando un error del pasado llega hasta el punto en que termina cuando tus amigos empiezan a morir.

G de "Gustavo y Gilda" - Capítulo 7

domingo, 8 de marzo de 2009

Gustavo sabía que allí se encontraría con Gilda. Sin embargo sus esperanzas se agotaban con cada minuto que pasaba. ¿En qué momento su vida se había arruinado en aquel año? ¿Por qué razón debería haber aceptado ese trabajo? Pagaban mucho, si. Pero esa no era razón para hundirse en un pozo sin fondo del que ya nunca podría volver a salir. Aceptó ese encargo por venganza; para joder a la persona que tanto tiempo había detestado, y al final se había perjudicado así mismo. A aquel hombre lo habían asesinado y si él contara algo, sería el siguiente. Jamás pudo imaginarse que aquel cliente fuera tan peligroso; que involucrarse en el caso del niño de Albagranera fuera a traer tan graves y trágicas consecuencias. Todo, absolutamente todo lo que tuvo sentido en su vida se desmoronó de repente y aún más; por sus errores, envidias y celos, habían muerto dos hombres: Rodolfo Pastaso y el Sr Mairén, (el padre del chico al que él odiaba).

Realmente cometió un error. Ese trabajo fue lo peor que pudo aceptar. Gilda fue lista y lo dejó a tiempo, pero el destino les condujo de nuevo a encontrarse. Ahora allí se encontraba Gustavo; en la tumba de aquel hombre que había hecho el papel de su padre. El hombre que ante los medios apareció electrocutado en la fuente de su jardín, cuando en realidad lo habían matado. En el momento en el que iba a revelar quién era su cliente , supuso un grave peligro. Él lo sabía; sin embargo, Gustavo no.
En el cementerio a esas horas ya no quedaba nadie. Permanecía tan solo, que pudo apreciar los pasos que se oían detrás de el.

- Gustavo: Hola… te estaba esperando…

- Gilda: ¿ Así que fuiste tu el que involucró al padre de Ricardo Mairen en esto? Fuiste tu también quien envió un mensaje en mi móvil, incitándome a robar ese fax si quería saber más sobre el caso del niño de Albagranera. Claro, tu que me conoces sabías que sería capaz de eso.

- Gustavo: Si. Te lo envié porque sabía que estabas investigando ese caso. Y porque sabía que tu curiosidad te iba a llevar a quitárselo.Te conozco muy bien ,Gilda.

- Gilda: No vuelvas a llamarme Gilda. Ese pasado mío quedó atrás; lo sabes perfectamente. Lo robé, porque estoy intentando descubrir muchas cosas, y tú me las vas a explicar.

- Gustavo: Está bien. Te pido perdón por tacharte de ladrona de faxes, te pido perdón por no llamarte por tu nuevo nombre, Sofía.


+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Nacho y David bajaron a la calle para hablar. Hacía mucho que los dos amigos no se reunían para aquello, aunque en el fondo hasta lo preferían; porque sabían que en cualquier momento les iba a abordar de nuevo el mismo tema del que no querían hablar en este último año.

- Nacho: Y bien, ¿De que quieres hablar?

- David: Hace mucho que no tocamos el tema y me preocupa que se lo hayas contado a alguien.

- Nacho: Por dios, David. Fui yo quien te metió en todo esto, jamás haría algo así. Mentimos a todos nuestros amigos y les hicimos creer que por aquel entonces estábamos en Sevilla cuando no era así.

- David: No sigas culpándote por lo que pasó. Tu necesitabas dinero por aquel entonces y encontramos ese trabajo.

- Nacho: Lo sé, pero nunca debería haberte llevado conmigo en aquel coche. Te he metido hasta el fondo en el problema.

- David: Si fui es porque quise. ¿Cómo íbamos a pensar que se trataba de un asunto tan turbio?. Ese trabajo solo consistía en llevar una furgoneta a su destino nada mas, jamás podríamos pensar que en su interior se encontraba...


- Nacho: No! No lo digas!

Nacho empujo a David contra la pared tapándole la boca. En ese momento pasaba un matrimonio que se les quedó mirando asustados.

- Nacho: No podrías ni imaginar lo duro que ha sido para mi este año. Desde el año pasado no he podido conciliar bien el sueño ni una sola noche. ¿Tu sabes que es eso? ¿Sabes el hecho de saber que has sido participe de algo asi?

- David: Si, lo se perfectamente – dijo tranquilizándole – yo estaba en esa misma furgoneta contigo, ¿recuerdas?

- Nacho: Lo sé, el hecho de hacerme poli fue una forma de devolverle a la vida lo ilegal que había hecho, haciendo cosas legales. Por lo menos eso me da el aliento para seguir viviendo.

- David: Nacho... tienes que superarlo. Por lo menos pasamos desapercibidos, nadie se dio cuenta. Tienes que pensar que todo fue por dinero.


- Nacho: ¿Superado? ¿Tú lo has superado? Espero que no sea a ti a quien se le haya escapado, a tu querida amante o a tu amiguita Anna. Solo faltaba que después de un año se dieran cuenta.

- David: Tienes que tirar para adelante Nacho, hay cosas mucho peores.

- Nacho: No mucho peores que la muerte. Fuimos cómplices de un asesinato
,David; No hay nada peor que eso.


**********************************************************



En aquel momento no podía entender por qué razón mi padre había marcado la foto de David, ni quien había sido capaz de irrumpir en mi casa para crear tal desorden. Cuando más descolocado estaba intentando organizar todos los hechos que me habían acontecido, sonó el teléfono.

- ¿ Quién es?

- ¿Ricardo? ¿ Es usted Ricardo Mairen?

- Si, -contesté extrañado-, ¿con quien hablo?

- Usted no me conoce pero mi marido si conoció a su padre

En esos momentos me quedé perplejo. Era como si todo mi pasado me golpeara de golpe subitamente y resurgiera de sus cenizas

- ¿ Quien es su marido?

- Rodolfo Pastaso. Estuvo colaborando con su padre el año pasado. Murió cuatro días después que su padre.


¿ Le habrían asesinado igual que a mis padres? Rodolfo era el padre del chico que acudió a mi padre y a Angel Salvador, para indicarles lo que sabía sobre el niño de albagranera.

- ¿ Y que quiere de mi?

- Mi marido dejó una nota antes de morir. Solamente dijo que si algo le pasara, que te entregara a ti personalmente una tarjeta que dejó guardada. No se que puede indicar esa tarjeta pero no tiene nada de especial. El caso es que durante todo este año como no sabía tu nombre tampoco he podido localizarte. Hasta que llegó ella.

- ¿ Ella? ¿Quien?

- Una chica que dijo que le estaba ayudando: Sofia. Le saqué la información para saber como te llamabas antes de que se fuera, pero no confié en ella para darle la tarjeta.

¡Claro! Como no había caído antes. Sofía había sido la responsable del allanamiento de morada de mi casa. Había obtenido la información suficiente como para saber donde se encontraba ese hombre y el chico.

- ¿ Y su hijo Gustavo? ¿ Está con usted allí?

- No entiendo a lo que se refiere. Ella me preguntó lo mismo, y Rodolfo y yo nunca tuvimos hijos. Entre otras cosas porque él era esteril.


Algo no cuadraba en toda esta historia. Si Gustavo y Rodolfo efectivamente no eran padre e hijo, entonces o bien a mi padre le tendieron una trampa, o esa mujer estaba mintiendo por alguna extraña razón.

- Está bien, dígame su dirección y me reuniré con usted de inmediato.

- ¿ La de mi casa, no?

- ¡Claro! Cuál va a ser si no.

- Es que la chica que vino a casa, me preguntó la dirección exacta donde estaba enterrado mi marido.

2 comentarios:

juazman23 dijo...

¿ Que pensáis sobre el capítulo?

Ixzelic Sayuli dijo...

Wow! Que se pone cada vez mejor la historia.
Ese toque de misterio esta muy bien manejado. Ahora si ni idea de que rumbo tomará la historia, asi que estaremos al pendiente para ver que sucede.

Chat de "No me falles"