No me falles
-

Introducción

Una historia real e inquietante sobre los hechos acontecidos hace dos años. La cruda realidad hecha pedazos. Con tus comentarios y tus ideas puedes cambiar el curso de la historia. Todo lo que aquí se cuente y ocurra es cierto, tan solo depende de tí , de hasta dónde estés dispuesto a investigar, para saber lo que ocurrió realmente.

--> En la barra roja de arriba podréis seleccionar los capítulos.

--> Dejad vuestra firma en "El libro de visitas" de la derecha, o mandad un mail con vuestras preguntas e ideas, a jsantosagencia@gmail.com


La peor de todas tus pesadillas comienza cuando un error del pasado llega hasta el punto en que termina cuando tus amigos empiezan a morir.

F de Fragilidad. - Capítulo 6 ( primera parte)

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Mis queridos lectores:

Sabéis que todo en esta vida comienza por un principio y acaba por un final. En ese momento parecía que Celia llegaría a hablar, pero aún faltaba tiempo para que descubriérais lo que pasó.
Cada semana me esfuerzo por contar en la medida que me es posible esta cruda historia. Quizás me odiéis, quizás os compadezcáis de mi, e incluso alguno de vosotros se puede dar cuenta de que en el fondo soy una buena persona. Eso depende de todos y cada uno de los que leéis lo que aquí escribo.


Celia permanecía en la cama llena de tubos mientras David y Esperanza Velázquez la acompañaban. La madre parecía realmente afectada; una mujer frágil, marcada por toda una vida atormentada debido a su marido, al rechazo de su hija y , para colmo a la desaparición de su único hijo.
Cuando se abrió la puerta de la habitación, ninguno de los dos se imaginaban que él fuera el primero en llegar...


- Antonio, ¿ Qué haces aquí? – preguntó la mujer-
- Lo que me corresponde, como padre de Celia
- ¿ Como padre de Celia? – David se enfureció y le plantó cara- , y, ¿Dónde ha estado en padre de Celia en todo este tiempo cuando más la ha necesitado, eh? ¡Donde!
- David... -le interrumpió Esperanza-, déjanos solos por favor
- Pero es que vas a hablar con este impresen...

No le dejó terminar. Esperanza Velázquez le rogó silencio y él salió enfurecido de la habitación dando un puñetazo en la puerta antes.

- Vaya.... que novios con más mal humor te echas... – miró fijamente a Esperanza sonriendo-
- Eso no es asunto tuyo. ¿Qué es lo que quieres?
- He venido a recuperar lo que es mío
- ¿Lo que es tuyo? Espero que no te refieras a tu familia...
- No , a mi familia no. Me refiero a Celia, la cual ya ni considero de mi familia.
- ¿ Pero cómo te atreves? – el tono de la madre se levantó bruscamente- , ¿no te bastó con tratarme como una basura, golpeándome y maltratándome?, ¿ No te bastó con engañarme con otra mujer y dejarme tirada en el momento más crítico de mi vida? – las lágrimas de Esperanza ya salían como para formar un charco a sus pies-.
- Lo siento...

El bofetón que sonó en la cara de Antonio Velázquez no fue lo más impactante. A sus espaldas no se habían dado cuenta de que Celia había abierto los ojos y pronunciaba las palabras mágicas: Papá.

- Oh, Celia. ¿Celia hija mía estas bien? – dijo la madre acariciándole la cabeza-

Sin embargo el padre ni se inmutó...

- Que enternecedor... sobre todo teniendo en cuenta Esperanza, todo lo que te odia Celia...
- Eres un maldito hijo de puta... – le gritó-
- Puede..., pero al menos yo no he querido matar a mi hija...
- ¿Qué cojones estas insinuando?
- Lo único que insinúo es que he pedido el traslado para Celia en tan sólo dos horas. Voy a ingresarla en un hospital psiquiátrico privado donde estará totalmente cuidada.
- ¿¿¿ Qué???, ¿ Te quieres llevar a mi hija?
- No es tu hija Esperanza. Has demostrado no saber cuidar de Celia, y es hora de hacerme cargo como padre. Aunque no lo hago por ella...; en realidad a quien estoy protegiendo es a ti. Sólo tú tendrás permiso para verla, no nadie más. Aunque te recomiendo por tu bien que no sería lo más acertado que hicieras; buenas tardes...

Antonio Velázquez salió del hospital de la misma forma en la que entró. Esperanza se quedó llorando en la habitación, mientras seguía acariciando a Celia.

- Po, por , por, ¿por qué? – preguntó Celia con la cara totalmente desencajada-
- Nadie puede revelarte más de lo que ya reposa dormido en el amanecer de tu conocimiento, Celia. ¡Habla por favor!. ¡Cuenta a todo el mundo lo que pasó!

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++



Mi cabeza daba cien mil vueltas intentando comprender todo lo que sucedió tanto con mi padre, como con el niño de Albagranera. Antonio Velázquez era sin duda culpable, pero ahora lo que tocaba averiguar es... ¿ Por qué?. ¿Realmente fue un sacrificio religioso motivado por la ideología enfermiza de esa secta?, ¿ Cabría la posibilidad de que Jonathan aún pudiera estar vivo?. Ahora contaba con el apoyo de Anna, y mi siguiente movimiento sería hablar con aquel hombre que vio mi padre; ya que Ángel Salvador tampoco podía proporcionarme mucha más información.

En ese momento andaba corriendo por la playa, con un mal tiempo increíble. A esas horas de la tarde no había nadie por allí; mientras, pensaba una y otra vez cual sería la forma más acertada de avanzar en el caso. De repente algo me sorprendió, hasta el punto de hacer detenerme. En la playa a unos cuantos metros, en la orilla, un niño estaba sentado en la arena, ¡y su parecido era asombroso al de el niño de Albagranera!.
¿ Era real lo que estaba viendo? , ¿ O era fruto de mi imaginación motivada por mi cansancio?.

Empecé a gritarle y el niño se levantó de golpe. Y cuando empecé de nuevo a correr hacia él, el chico corría con mucha más fuerza y juventud, alejándose de mí. ¡Espera!, le grité, pero no hubo manera; aquel chico escaló las rocas del final de la playa y despareció tras los arbustos. En aquellos momentos me lamentaba de no tener una mejor vista para poder asegurar si era o no era realmente Jonathan Velázquez.
Estaba tan enfurecido en ese instante que me puse a dar patadas en la arena sin darme cuenta de lo que tenía bajo mis pies:

Una foto...

... y era reciente...¿Podría habérsele caído a aquel niño?. La foto era de un azul intenso y mostraba unas manos humanas sujetando una paloma en pleno vuelo. La paloma estaba iluminada por un haz de luz que salía desde el centro de un corazón encima de ella. La imagen tenía inscrito unas palabras escritas con boli:


“Sólo algo verdadero puede atravesar un corazón, cuando todo está escondido en un profundo sentimiento”


¿ Qué coño significaba eso? ¿Sería una trampa preparada para que yo la encontrara? En ese momento no podía confiar en nada ni en nadie; porque nada era seguro. Volví caminando por la orilla, absorto entre mis pensamientos. Y mirando al suelo a cada paso descubrí una inscripción grabada en la tierra mojada de la orilla; aquél niño había escrito sus últimas palabras antes de marcharse, y ahora yo me encontraba entre ellas sin saber lo que significaban... ni sobre quién pretendían avisarme:


“NO CONFÍES EN ELLA”

4 comentarios:

juazman23 dijo...

¿ En quien realmente no se puede confiar?

Caraires dijo...

¿Que paso con la continuación de la historia?

Mauricio dijo...

QUE HA PASA CHICOS!!!!!

ESTAMOS TODOS INTRIGADOS!!!!! QUE PASA CON LA HISTORIA???????????

azabache dijo...

Queremos que nos cuentes qué le pasó a Celia... sigue adelante y

no nos falles!

Chat de "No me falles"