No me falles
-

Introducción

Una historia real e inquietante sobre los hechos acontecidos hace dos años. La cruda realidad hecha pedazos. Con tus comentarios y tus ideas puedes cambiar el curso de la historia. Todo lo que aquí se cuente y ocurra es cierto, tan solo depende de tí , de hasta dónde estés dispuesto a investigar, para saber lo que ocurrió realmente.

--> En la barra roja de arriba podréis seleccionar los capítulos.

--> Dejad vuestra firma en "El libro de visitas" de la derecha, o mandad un mail con vuestras preguntas e ideas, a jsantosagencia@gmail.com


La peor de todas tus pesadillas comienza cuando un error del pasado llega hasta el punto en que termina cuando tus amigos empiezan a morir.

I de "Implicación" - Capítulo 9

miércoles, 20 de octubre de 2010

I DE “IMPLICACIÓN”


11 de Septiembre de 2008

Porque todo al fin y a cabo consistía en descubrir la verdad; en alcanzar al culpable. Parecía que todo se iba a solucionar en su momento cuando Rodolfo Pastaso descubrió dónde se encontraba el “niño de Albagranera”; acababa de comunicárselo a Alfonso Mairén cuando se habían reunido en el café de Cádiz “La Torregrosa”.

Rodolfo se encontraba nervioso. El caso de la desaparición de Jonathan Velázquez era conocido en toda España, y cuando la prensa supiera lo que había pasado con él, se iba a convertir en un auténtico escándalo.

Aparcó su BMW serie 3 delante de la puerta de casa, y salió apresurado a través del patio interior. Cuando Marta Rúber le vio aparecer por la puerta, estaba expectante; estaba claro que algo había salido mal, puesto que la expresión que notó en la cara de su marido no la había visto jamás.

-Rodolfo: Marta, ya todo ha terminado.

-Marta: ¿ Ya lo sabes? ¿Sabes dónde está el niño?

-Rodolfo: Si, pero no hay tiempo que perder, haz una maleta pequeña con las cosas básicas para pasar unos días, porque quedarnos en casa ahora mismo no es seguro.

-Marta: ¿Pero que estás diciendo Rodolfo? ¿Qué es lo que ha pasado?

-Rodolfo: Ahora te lo explico; date prisa. El señor Mairén ya está camino a la comisaría para contarlo todo. No tenemos tiempo que perder.


Rodolfo fue cerrando todas las ventanas de su casa, ya que se trataba de un chalet muy grande y al ser pleno verano todavía hacía calor en las calles. Apagó todas las luces e interruptores de la casa pero comprobó que aún entraba luz en el salón. Corrió la cortina de uno de los ventanales y se dio cuenta que las luces decorativas de la fuente del jardín aún estaban encendidas. Eran un tipo de luces poco comunes en las fuentes, ya que a Marta le gustaba ver el agua iluminada con esos colores y eran parecidas a las comunes luces de navidad de toda la vida.

Rodolfo salió al jardín para apagar el interruptor en el alargador que estaba al lado de la fuente. Cuando fue a agacharse para desconectarlo, notó una presencia justo a sus espaldas y supo por los pasos, que no se trataba de Marta. Cuando se giró agitado, por un momento se tranquilizó.

-Hola, ¿Es usted el dueño de la casa?

Rodolfo se dio cuenta que con las prisas había dejado la puerta de la entrada abierta y por eso se había colado aquella persona que portaba una carpeta y un traje. Se trataría del típico vendedor, y al ser aún las 8 de la tarde, era un horario en que los comerciales a pie de calle aún trabajaban.

-Rodolfo: si, pero ahora no puedo atenderte, de hecho voy a salir ahora con mi mujer de casa.

-Le veo nervioso, ¿se encuentra bien?

-Rodolfo: si, solo que he tenido un día complicado, por eso no puedo entretenerme.

-¿Y lo ha hablado con su mujer?

-Rodolfo: apenas he hablado con ella nada más entrar así que no creo que esté dispuesta a comprar nada, de verdad ahora tengo mucha prisa, pásate otro día y te puedo escuchar; pero ahora no.

-¿Sabes Rodolfo? Gracias a eso tu mujer vivirá, pero creo que no vas a tener más días para poder escucharme.

A Rodolfo no le dio tiempo a reaccionar; aquella persona le arrojó a la fuente y antes de que pudiera incorporar su cabeza del agua, notó que un dolor agudo le atravesaba la mente y el cuerpo. Se imaginó, justo antes de morir, su cuerpo lleno de colores; de los mismos colores que las luces que acababan de electrocutarle.

*******************************************************************************

Marta Rúber era un señora imponente. Con cerca de los 70 años, tenía una elegancia innata e impropia de ver en un sitio como la playa de Albagranera, que es un lugar turístico de gente con ingresos medios. Por la decoración que pude ver en su casa, pude constatar que ella y su difunto marido provenían de una familia muy adinerada, ya que su salón estaba decorado con impresionantes relojes y cuadros , que podrían costar una fortuna.

Marta me acogió muy bien en su casa, y acababa de contarme cómo mataron a su marido. Ya que ella dentro de la casa pudo comprobar cómo esa persona, ( de la cual no pudo identificar el sexo), había asesinado a su marido electrocutándole con las luces de la fuente, el año pasado.


También me contó sobre la organización de actores privados a la que pertenecía su marido y el encargo que le hicieron. Le contrató una fuente para interpretar un papel frente a su padre. Simplemente su papel consistía , en que cuando Alfonso llegara a él impulsado por otro actor que seguramente sería quien se hiciera pasar por su hijo, Rodolfo le contaría que el sr. Velázquez pertenecía a una secta peligrosa y que seguramente él sería quien había matado a su hijo, fruto de un rito satánico.

La pregunta que quedaba por formular era , ¿ Le contrataron para decir la verdad , o simplemente era un falso señuelo?. O lo que era más intrigante aún: ¿ Quién contrató a Rodolfo para mentir a mi padre, y por que? ¿Fue el asesino quién contrató a Rodolfo, o fue alguien que pretendía ayudarles?

Esa era la parte que ahora me tocaba averiguar. Con una mirada de incredulidad escuchaba atentamente la historia de aquella mujer.

-Marta: Por eso mismo me negué a hacer más preguntas; tenía miedo y no quería acabar asesinada como mi marido. Sabía que si denunciaba el asesinato a la policía sería cuestión de tiempo que vinieran a por mi, y más teniendo en cuenta que el padre de ese chico es un influyente político

-Ricardo: Y ahora, ¿Por qué se ha decidido usted a hablar?, ¿ Ya ha perdido el miedo?

La mujer sonrió levemente con una mueca que expresaba más tristeza que alegría.

-Marta: voy a enseñarte algo querido, cuando pasó toda la tragedia de mi marido, encontré esta cinta de video justo encima del mueble.

La anciana puso el videocasete en su reproductor y presionó el botón de play. En la imagen del antiguo televisor salió el rostro de la persona que había mentido y posteriormente ayudado a mi padre a descubrir la verdad : Rodolfo Pastaso.

“Hola Marta, si estás viendo este video, significa que las cosas no han salido como me esperaba. Siento un montón que haya pasado todo esto. Pero decidí meterme en la boca del lobo y estas han sido las consecuencias. Me contrataron para hacer un papel frente a ese hombre, pero a estas alturas de la película no se quién está detrás de la desaparición de ese niño. No se si es el asesino quién me contrató , o si era una persona que quería decirnos indirectamente la verdad. Lo que está claro, es que hay que averiguar quién fue la persona que me contrató. Como estás viendo estas imágenes, es evidente que no he conseguido averiguarlo, o que si lo he hecho, he perecido en el intento. Ahora es fundamental que te mantengas al margen y localices a la única persona capaz de continuar con esta historia: el hijo del Alfonso Mairén. Es a él a quien deberás dar la tarjeta que dejé dentro de mi escritorio; es él , la única persona que va a conseguir llegar a la verdad si yo junto a su padre no lo hemos conseguido. Te quiero Marta, siempre estaré a tu lado, y espero que tú siempre estés al lado mío.”

La mujer pulsó el stop y me miró emocionada. Estuve tan atento a la grabación que no me di cuenta de que se le habían saltado las lágrimas.

-Marta: Y al final te he encontrado. Sabía que tarde o temprano hallaría tu paradero y gracias a tu amiga supe donde estabas.

-Ricardo: no es mi amiga, ha hecho cosas que me están descolocando y no se exactamente por qué lo está haciendo.

-Marta: Querido creo que ella es de fiar y lo único que pretende es ayudar. Es la sensación que me dio. Así que lo mejor que puedes hacer es contar con su ayuda para intentar resolver el misterio del niño. Toma, este es el sobre que mi marido me dejó el año pasado, para entregártelo en mano cuando te viera.

Agarré el sobre y extraje de su interior la tarjeta, que no era más que una postal de correos con un dibujo de un Dios y un niño señalando a un monigote con un interrogante en un bocadillo. Sobre el dibujo había escrito una frase que lo complementaba: “Dios está aquí, tan cierto como el aire que respiro, tan cierto como en la mañana se levanta el sol, tan cierto como que cuando hablo, Él me puede oír”.

Al darle la vuelta a la postal, leí el mensaje que me quería dejar Rodolfo; aunque para mí resultó incomprensible. Una palabra : Hypnos, un número: 261380 , una dirección: calle Torre de la Alameda 7, y una huella dactilar. Con tan sólo esos 4 ingredientes, se me abría un nuevo camino para encontrarme de nuevo, pero lo cierto era que cada vez estaba más perdido.

-Ricardo: ¿Y qué se supone que es Hypnos? ¿Qué hay en esta dirección?

-Marta: Hypnos es la empresa donde trabajaba mi marido. La organización de actores privados que llevó a Rodolfo hasta su muerte.


********************************************************************************

Por alguna extraña razón, uno fabrica una serie de creencias con las que tiene que vivir después el resto de su vida. Desde pequeños, personas con buenas intenciones nos empiezan a decir cosas negativas, en forma de consejos, y nos implantan en nuestra mente temores que nos llevamos hasta la tumba. Esos temores te acompañan hoy, consciente o inconscientemente, mientras que otros problemas los traes nada más nacer.


Esperanza Velázquez , tenía un poco de las dos cosas; nació con una predisposición a llevar una mala vida, pero sus temores le llevaron a agudizar sus problemas. Tuvo que vivir con el temor de ser maltratada por su marido, y ahora tendría que vivir con el temor de quedarse totalmente sola y acorralada. Su marido acababa de separarle de su hija, con lo cual todo intento por parte de ella para que hablara habría resultado en vano, ya que sabía de sobra que su esposo , temía por alguna razón que ella contara lo que pasó ese día en que Celia dejó de hablar. Esta vez tendría que mover ficha, no podía consentir que Antonio se saliera con la suya. Recibió una llamada esa misma mañana de un hombre que sabía conocer detalles sobre la desaparición de su hijo, y ella estaba dispuesto a todo, con tal de que no se quedara ningún cabo suelto al que no poderse agarrar.

Era 25 de Agosto. Esa misma noche salía desde Jerez de la Frontera, la procesión donde sacaban cada año la imagen de Nuestro Padre Jesús el Nazareno, cuya sangre decían las malas lenguas que era real. En el caso de que Los Hijos de Caín siguieran usando en el tiempo actual el rito satánico donde se sacrificaba a uno de los hijos de la hermandad, sería esa misma noche cuando se haría el sacrificio del siguiente niño.

Por supuesto Esperanza Velázquez, junto a su incredulidad, no creía en esos mitos, y tampoco llegaba a creerse que su marido formara parte de una secta de ese calibre. En la mesa de esa cafetería, charlaba con el interlocutor que le había citado y no salía de su asombro por que estaba escuchando:

-Le digo que es cierto. Comprobaron en su día que su marido pertenecía a los miembros de la iglesia San Juan de Letrán. Aparecía dentro de la lista que se encuentra dentro de la caja fuerte de la iglesia.

-¿Y quien lo comprobó, si se puede saber?

-Ya se lo he dicho. Una persona nos contrató a mi y a mi socio Rodolfo Pastaso, para mentir al Sr Mairén, porque iba tras la investigación de su hijo. Lo que no sabemos es si nos contrataron para mentir o para darnos pistas sobre el paradero del niño, y lo que sospechamos es que fue para ayudarnos; que realmente nos querían dar pistas de dónde estaba ese niño.

-Yo le pedí a Alfonso Mairen que me ayudara, ya que conozco a esa familia desde hace años y me sentía sola y acorralada cuando pasó todo ese año y notaba que mi marido se negaba a ocultar lo que pasó. Cuando más le preguntaba, mas agresividad mostraba, y era imposible dialogar con él.

-No se preocupe Esperanza. Vamos a ayudarle a hallar el paradero de su hijo. Hoy mismo estaremos en la convocatoria de esa procesión, para indagar sobre qué pretende hacer esa fundación religiosa. De momento necesito que me facilite todas las pruebas posibles para asegurarme de que su marido se mantenga lo más alejado posible de su hija.

-Lo que sea con tal de descubrir donde está mi hijo. Tengo informes médicos que demuestran que mi marido me maltrataba y que hasta ahora no he utilizado en su contra. Ya no confío en encontrar vivo a Jonathan, pero por lo menos necesito saber que ha sido de él.

Esperanza estaba realmente alterada; con tan solo mencionar a su hijo se le saltaban las lágrimas. Ahora se había quedado totalmente sola, con la única compañía de su amante David, que era la persona en quien apoyarse de momento.

A tan sólo unos metros en esa misma calle, Sofía esperaba en un banco sentada esperando a que Gustavo terminara de hablar con Esperanza Velázquez. Obviamente Sofía no podía acompañarle, ya que si Esperanza supiera que la amante de su marido estaba detrás de la investigación, se negaría a colaborar. Decidieron hablar con ella, antes de acudir al evento del día 25, para verificar si su mujer sabía algo acerca de la relación de su marido con Los Hijos de Caín, pero dudaba mucho que Antonio Velázquez compartiera precisamente con su mujer esa información. Aún así, tenían que intentarlo...

En ese preciso instante, sonó un mensaje en el móvil de Sofía. Cuando miró la pantalla del teléfono y comprobó que se trataba de Antonio Velázquez, dudó antes de abrirlo, como si el mensaje fuera a contener un virus altamente contagioso. Cuando Sofía leyó el contenido, su bello se le erizó.

“ Por tu bien espero que dejes de investigar y de meter las narices en asuntos que no te llaman. Si no lo haces , no faltará mucho para que empieces a pagar las consecuencias”


********************************************************************


Lo cierto era que Anna y David, no estaban muy satisfechos durante estos últimos años. Se arrepentían de muchas cosas, pero quizás una de las que más, era aquella que César detestaba tanto de ellos : su falsedad. El motivo por el que entre ese trío había tanto odio, fue porque César había descubierto algo de ellos dos ; algo con lo que empezarían a enemistarse profundamente hasta el día de hoy.

Ni por asomo Anna y David, respetaban la decisión del padre de Celia con respecto a llevársela a un hospital interno. Ellos dos, habían pensado un plan para distraer a Antonio Velázquez , mientras que con un poquito de ayuda de sus amigos, conseguirían sacar a Celia del internado. Pero para ello necesitaban un último cómplice...

Salí absorto de mi conversación con Marta Rúber, y ese mensaje que su difunto marido había dejado para mi. No pude adivinar que mis amigos Anna y David me sorprenderían tras mis espaldas. Desde el incidente en el cumpleaños de Nacho, no me había vuelto a dirigir la palabra con David; ni tan siquiera durante la sesión de ouija que hicimos en la playa.

-Anna: ¡Ricardo! ¡Qué ganas teníamos de hablar contigo!

-Ricardo: Contadme, aunque yo con David no tengo nada de que hablar después de lo que pasó en el cumpleaños.

-David: Vamos, Ricardo... perdóname; negué lo que te dije sobre César, porque no quería enfrentarme a él. No hemos tenido muy buena relación durante estos últimos años como podrás averiguar.

-Ricardo: Si, ya lo veo. En fin, ¿Qué necesitáis?

-Anna: Que nos ayudes. Antonio Velázquez ha secuestrado a Celia y quiere internarla en el hospital psiquiátrico privado sin que tenga acceso a visitas. Hemos ideado un plan para ir a por Celia. No podemos permitir que nuestra amiga esté con ese psicópata que ya es cualquier cosa menos un padre para ella. Tú sabes lo peligroso que es el Sr Velázquez. Ya estuvimos hablando el otro día de eso.

-Ricardo: Creo que perdéis el tiempo. El Hospital de Neón tiene una seguridad inquebrantable. Va a ser imposible entrar.

-David: No tan imposible si tienes por la noche en la recepción a una de tus amigas.

-Ricardo: ¿ Te refieres a...?

-Anna: Eso es, Cristina trabaja como enfermera en ese hospital ahora. Eso es algo que el Sr Velázquez desconoce y tiene que seguir siendo así. Esta misma noche nos pondremos manos a la obra. Y por eso te necesitamos Ricardo; porque Celia reacciona cuando estás cerca de ella. Necesitemos que la estimules para que nos resulte más fácil sacarla de allí.

-Ricardo: Está bien, os ayudaré. Todo sea por alejar a ese monstruo de Celia. A propósito: ¿Vosotros conocéis una organización de actores aquí en Cádiz que se llama Hypnos?

-David: Pues la verdad que no. Hypnos me suena a una balsa que tuve yo hace años , que tenía tatuada en su cubierta el nombre de “hypnos”, ¿te acuerdas?

-Ricardo: ¡Anda!, Claro que lo recuerdo. ¿ La sigues teniendo?

-David: Pues la verdad que ya no. Se la presté a Celia antes de que pasara lo de ese verano, y no la volví a ver. Tampoco ella volvió a hablar para decirme donde la dejó.

De pronto nuestras miradas se entristecieron al recordar a Celia, y el cómo dejó de pasar de ser una chica alegre a una chica sin vida. Anna fue la más rápida en reaccionar.

- Anna: ¡Deprisa! ¡No hay tiempo que perder! ¡Todo tiene que estar preparado para esta noche!

********************************************************************************


Existe una gran diferencia entre lo que uno realmente cree, y lo que uno piensa que debería creer. Uno muestra lo que cree de verdad, y ahí es donde se nota la implicación; al estar verdaderamente implicado en algo, dejas de encubrir lo que estás creyendo, porque si algún día uno llega a creer que lo que piensa es cierto, es entonces cuando se manifestará, pero solo mientras estemos vivos para creerlo. Ya que después de muerto, cualquier creencia resultará inútil; y es una de estas personas la que dentro de muy poco dejaría de vivir, para dejar también de creer.

1 comentarios:

Susana Inés Nicolini dijo...

Bueno, ¡que excelente propuesta! A seguirla ahora...los que escriben y los que leemos.
Felicidades!!! (los conocí en Luz de Gas, hoy)
Me hago su seguidora, los invito a pasar por mis blogs que tienen algunas características en común.
Les dejo los link más abajo.
Un abrazo desde Ciudad de Buenos Aires


www.gothicsue.blogspot.com
www.extrangotica.blogspot.com
www.gitanosverdes.blogspot.com

Chat de "No me falles"